Cuidados de la piel

El envejecimiento de la piel es un proceso fisiológico complejo que comienza desde el nacimiento y solo concluye con la muerte.
El colágeno representa un tercio de toda la proteína de nuestro cuerpo. Trabaja como ladrillos de nuestro cuerpo, es decir, une los elementos celulares y da origen al proceso de formación de los órganos y tejidos.
Los estudios muestran que a partir de los 30 años, el cuerpo pierde en torno de 1% de colágeno al año. Y cuando llegamos a los 50 años, nuestro cuerpo produce sólo 35% del colágeno necesario.
Podemos decir que la disminución del colágeno está asociada al proceso de envejecimiento de nuestro cuerpo. Los músculos se vuelven más flácidos, la densidad de los huesos disminuye, los ligamentos y las articulaciones pierden la fuerza y la elasticidad, el cabello se vuelve más delgado, disminuye la elasticidad de la piel y aparecen las arrugas.

Las mujeres sienten más los efectos de la disminución del colágeno. Esto ocurre por dos razones. Por constitución, tienen una cantidad menor de esa proteína que los hombres, y también por razones hormonales.
La deficiencia de las hormonas sexuales (estrógeno, DHEA y testosterona) causada por la menopausia, provoca la disminución de la producción de las células que producen colágeno. Estas hormonas tienen gran influencia en la piel. Se estima que con la menopausia ocurre una pérdida anual de 2% de colágeno.

Los cuidados de una piel sana deben considerar la protección solar , mantener una hidratación adecuada, alimentación equilibrada ,actividad física y hábitos saludables.
Para quien desee intervenir en el proceso de envejecimiento debe tomar una decisión clara y de futuro dado que si bien el envejecimiento es muy sutil en las primeras etapas de la vida, llega a ser muy evidente durante la 4ª y 5ª década.

En este proceso intervienen múltiples factores que influyen en la aceleración de este proceso , entre otros la raza, el sexo, el tipo de piel, la herencia, la gravitación, el hábito de fumar, condiciones que conduzcan al estrés oxidativo y climas muy cálidos con sol muy intenso.

SIGNOS DEL ENVEJECIMIENTO CUTÁNEO

Los signos del envejecimiento cutáneo son ampliamente conocidos y por tanto es posible adelantarse a su aparición que se traducen en modificaciones de la piel en su aspecto, textura, tono, color, brillo, tacto y aparición de arrugas
Estos signos se pueden intervenir con aportes de antioxidantes y vitaminas, tanto de forma sistémica (tomando algunos suplementos por vía oral) como aplicándolos de forma local, que son necesarios para que se fabrique y repare de la manera más adecuada la estructura interna de la piel y por tanto se traduzca en un mejor aspecto externo de la misma.
Inducción de Colágeno para estimular la formación de colágeno y elastina que de forma natural se encuentran en nuestra piel, ayudando a recuperar elasticidad y firmeza
Bioestimulación con factores de crecimiento ,para aumentar grosor, recuperar consistencia elástica, mejorar la afluencia vascular , aceleran los mecanismos de reparación y estimulan la producción de colágeno.



1 comentario

  • ¡Excelente artículo! Me ha servido mucho para conocer nuevos métodos de cuidados para la piel. Por otra parte, me gustaría destacar que la actualización es fundamental para este tipo de profesionales.

Deja un comentario