La Terapia Enzimática: Sus efectos en la piel y cuidados

La piel es el órgano más grande del cuerpo, es por ello que entre otras cosas depende del buen funcionamiento de las enzimas para mantenerse saludable y estéticamente hermosa.

La Terapia Enzimática, como su nombre lo indica son enzimas que al ser inyectadas en la piel, el cuerpo las absorbe y empieza a producir el colágeno, la lipasa que deshace la grasa, la colagenasa y hialuronidasa necesarios para recuperar su forma óptima.

Las enzimas son fundamentales en el equilibrio corporal y, en cooperación con algunos minerales, forman la defensa celular con el sistema antioxidante.

Las enzimas bio-activas pasan por el proceso de liofilización para preservar su eficacia durante más de 15 años sin que se altere su actividad en modo alguno. De esta forma los ingredientes de estos productos preservan el 100% de su actividad y todas las propiedades de las vitaminas sin necesidad de conservantes ni otros añadidos. Son 100% biológicos y la alternativa a productos químicos

Es un tratamiento por sesiones, garantizando resultados prolongados y muy eficaces. Actúa en los trastornos de colágeno (como la flacidez, queloides, cicatrices y fibrosis entre otros).

También tiene buenos resultados en la lipolisis de grasa localizada en zonas como papada, grasa de los brazos, lipomas, etc.

La combinación de cada cocktails, así como la cantidad de sesiones necesarias, oscilan de 2 hasta 4 sesiones, varían según características fisiológicas del paciente. Es importante mencionar que en una misma sesión pueden ser necesarios varios cocktails, dependiendo de la extensión de la zona.

Este proceso conlleva una posterior eliminación de toxinas y metabolitos de desecho, una reducción del volumen corporal, mejora del aspecto de la piel.

Cuidados post-tratamiento

La colaboración del paciente en los cuidados posteriores es importante para el buen resultado final del tratamiento. Después de cada sesión de tratamiento, se puede producir inflamación leve y enrojecimiento de la piel.

  • Se recomienda tomar abundante agua.
  • No consumir carbohidratos cinco días posteriores a la sesión de tratamiento.

La aplicación de este tratamiento mejora considerablemente los problemas cutáneos y la apariencia general de la piel generando en los pacientes una profunda sensación de mejoría y bienestar.



Deja un comentario