Toxina Botulimica

Cómo lo podemos ayudar?

Llámenos o déjenos un mensaje para atender cualquier consulta que tenga.

¿Quién no ha soñado alguna vez con eliminar de una vez por toda de las arrugas que aparecen en zonas visibles del rostro?

El botox o toxina botulínica es uno de los tratamientos preferidos por aquellas personas que desean eliminar de forma temporal y sin necesidad de cirugía las antiestéticas arrugas dinámicas que aparecen en la frente, el entrecejo y las temidas “patas de gallo” (contorno de los ojos) principalmente por movimientos gestuales.
El botox es una técnica que permite que el paciente se quite varios años de encima, a través de la inmovilización del músculo que genera el gesto que produce la arruga, sin necesidad de pasar por el quirófano y sin necesidad de realizar ningún tipo de incisión en el rostro.

¿Por qué el botox?

Son muchas los motivos que nos pueden hacer decantarnos por este tipo de tratamiento en vez de otro, y es que el botox o toxina botulínica nos ofrece numerosas ventajas con respecto a otras técnicas o procedimientos de rejuvenecimiento facial.

  • El botox nos permitirá volver a reanudar nuestras tareas y actividades diarias de forma inmediata sin ningún tipo de complicación
  • Elimina los signos de envejecimiento de frente, contorno de ojos y entrecejo, logrando unos resultados naturales y una piel mucho más firme, relajada y lisa
  • El tratamiento puede volver a aplicarse pasado varios meses una vez el efecto haya desaparecido, siendo las siguientes aplicaciones de mayor duración que la primera
  • No requiere el uso de cirugía, ya que es una técnica que se realiza a nivel ambulatorio
  • La inyecciones de botox aplicadas por manos expertas son más que seguras, y hasta la fecha de hoy no se ha documentado ningún tipo de problema o complicación como consecuencia de la aplicación de inyecciones de botox

El botox es una sustancia que utilizada de forma inadecuada puede ocasionar daños irreparables, por ello siempre se aconseja que acudamos a un centro médico-estético que nos ofrezca las máximas garantías en sus tratamientos, los cuales deben ser realizados por personal cualificado y con experiencia, utilizar la aparatología necesaria en perfecto estado, y asegurarnos de que se trata de un centro estético que cuenta con todas las licencias y certificados necesarios para realizar este tipo de tratamientos de rejuvenecimiento facial.