Skin Booster

Cómo lo podemos ayudar?

Llámenos o déjenos un mensaje para atender cualquier consulta que tenga.

Un nuevo concepto para la hidratación profunda de la piel Lo más nuevo en Dermatología inteligente son los Skin Boosters.

Estos nuevos tratamientos funcionan como “amplificadores dérmicos”, combinan técnicas y activos específicos y, por lo tanto, brindan una cobertura de amplio espectro, según las necesidades de cada piel.

Los Skin Boosters son tratamientos médicos, que combinan tecnologías High Tech con productos inyectables a base de Ácido Hialurónico reticulado (esto es un Ácido Hialurónico de baja densidad y larga duración en la piel).

Uno de los grandes desafíos para enfrentar el envejecimiento es devolver a la piel la textura hidratada, vital y suave que se va perdiendo con los años.

Para hacer un diagnóstico de envejecimiento debemos realizar un análisis cuatridimensional: la superficie de la piel, el volumen, el tono y las arrugas y surcos.

A nivel de superficie aparecen cambios en la calidad de la piel, esto se debe a que el colágeno y las fibras elásticas disminuyen, además que se reduce la calidad del ácido hialurónico presente en el organismo, dando lugar a la disminución en la elasticidad de la piel y el incremento de la aspereza y sequedad cutánea.

Estos cambios se atribuyen a factores genéticos y a la radiación ultravioleta (UV), así como a factores relacionados con el estilo de vida como fumar y beber. Sin embargo, de todos estos factores que producen el envejecimiento, el daño solar por los rayos UV supone la mayor amenaza, de  hecho, los  rayos  solares son los responsables del 80% del envejecimiento de la piel.

El Ácido Hialurónico es un activo seguro y natural que penetra hasta la hipodermis con el fin de estimular la producción de Colágeno y retener agua haciendo que la piel luzca más expandida y luminosa. Funciona como un “Depósito de agua” en las capas profundas de la piel que se libera lentamente hacia la superficie.

Hasta ahora solamente se usaba el ácido hialurónico para rellenar el volumen perdido, sin embargo una nueva técnica de aplicación en microdosis permite un efecto duradero en la piel dando como resultado una mejora significativa en el tono y elasticidad de la misma.

Por esto, los Skinboosters son generalmente aplicados en las zonas más afectadas por el envejecimiento prematuro como son: la cara, las manos, el cuello, el escote y los labios, actúan como un reservorio de hidratación duradera que deja la piel tersa y suave con mucho brillo.

Son tratamientos que potencian la regeneración que se da biológicamente en nuestra piel, pero, que el paso del tiempo detiene, dando lugar a la aparición de arrugas, manchas y pérdida de elasticidad, entre otras.

Pueden realizarse desde los 30/35 años, edad en que los procesos oxidativos de los radicales libres comienzan a dañar la juventud de nuestra piel.

El protocolo es de tres a cuatro sesiones espaciadas a lo largo de un mes, seguidas de una sesión cada seis meses.